Amazonas, Colombia: el pulmón del mundo que debemos disfrutar

Desde la ventanilla del avión, a pocos minutos de aterrizar en Leticia vemos cómo se extiende una alfombra de árboles apretados que mancha un río enorme de color café al serpentear entre la selva, que con 6.800 kilómetros es el más largo del mundo. Esta es la panorámica antes de llegar al Amazonas, Colombia, un destino donde habitan 212 especies de mamíferos y 195 de reptiles.

La Amazonia Colombiana es un lugar increíble para los turistas que buscan tener contacto extremo con la naturaleza y conocer algunas de las culturas más representativas del país.

Como gigantescas venas, por esta región atraviesan majestuosos ríos que facilitan transacciones comerciales y desplazamientos hacia lugares inigualables en medio de la selva. Poblaciones apartadas, resguardos, parques y reservas naturales todo esto lo puedes encontrar en el Amazonas, Colombia.

Los grupos indígenas conceden a este territorio una multiplicidad étnica incomparable. Conocer sus rituales, cultura y creencias, interactuar con los líderes de las comunidades y comprender su relación con la naturaleza es una experiencia única que evoca el encanto auténtico del Amazonas.

Este maravilloso hábitat acoge tantas especies de fauna y flora como ningún otro ecosistema en el mundo y es un lugar sorprendente no solo por la diversidad cultural de sus pueblos indígenas, sino por la vida que se origina y se nutre de las múltiples orillas del río Amazonas, el más caudaloso, ancho y profundo del mundo.

 

¿Qué hacer en Amazonas? Experiencias únicas.

La naturaleza del Amazonas organiza en él un espectáculo todos los días para que quienes lo visitamos veamos delfines rosados en el río. En este punto donde se encuentran Colombia, Perú y Brasil, comparten la selva culturas indígenas como Ticunas, Huitotos y Yucunas; animales como osos hormigueros, pumas y venados; plantas medicinales que hacen parte de tradiciones ancestrales y árboles gigantes, entre ellos caobos y cedros.

Con un total de 28 resguardos, las tradiciones culturales de los pueblos indígenas presentes en el departamento se han mantenido para honrar la historia y el encanto de este paraíso ecológico, el Amazonas.

Teniendo más de 674 increíbles especies, las podremos observar a través de las experiencias de avistamiento de aves. Cada uno de estos animales decora el cielo con sus colores y ambienta la selva con sus hermosos cantos que parecen querer decirnos algo muy especial.

La capital del Amazonas colombiano es Leticia, una ciudad hospitalaria y confortable, que además es un activo centro de comercio y está rodeada por caminos que conducen a la espesura del bosque y a sitios apartados en los que es posible practicar turismo ecológico y de aventura, como escalar árboles, realizar caminatas en la selva, practicar canopy, navegar por el río Amazonas, observar fauna y flora o partir en una travesía fluvial hasta lugares remotos y prohibidos en el corazón de la selva; mientras disfrutamos de los increíbles paisajes del Amazonas.

Y, no dejemos a un lado el disfrutar de los platos típicos de la región, como el Mojojoy, Fariña y pescados de agua dulce, esas preparaciones exóticas son parte del Amazonas que no nos podemos perder.