Buenos Aires, capital gastronómico

Argentina se caracteriza por hacer de las comidas un verdadero culto y Buenos Aires está incluida en ello. La gastronomía y la bebida son una buena excusa para disfrutar de un encuentro entre amigos.

Como todas las metrópolis, Buenos Aires es un mosaico cultural en distintos rubros, incluyendo su gastronomía. La influencia italiana y la española son muy notables en las mesas de los restaurantes y cafés. Otro aspecto destacable es la reciente incorporación de otros tipos de cocina, como la china, la francesa, la peruana y la árabe, demostrando que la ciudad sigue en constante evolución.

A lo largo de Palermo, principalmente en Las Cañitas, encontramos restaurantes de toda clase para satisfacer los gustos más exigentes. Puerto Madero, al ser sumamente exclusivo, es frecuentado por personas de alto poder adquisitivo en búsqueda de los platillos más finos de la ciudad. Por otro lado, quienes prefieren sitios de ambiente relajado suelen elegir entre los centros de consumo de San Telmo, barrio que aún conserva su estilo bohemio. La ciudad de Buenos Aires dispone de gran cantidad de sitios donde degustaremos comidas japonesas, italianas, mexicana, árabe, turca, española, francesa e italiana e incluso restaurantes vegetarianos.

Platos típicos de Buenos Aires

  • Parrillada o Asado Porteño:

Es un clásico de los almuerzos y cenas en Buenos Aires, y es probablemente uno de los platillos más codiciados por los que visitamos esta ciudad por su popularidad y sabor excepcional. Resulta de una combinación de carnes rojas y blancas como chorizos, morcillas, mollejas y riñones junto con verduras asadas. Hay distintos cortes muy famosos, como el churrasco y el bife de chorizo, todos de gran calidad. El asado no es únicamente el nombre de la acción de preparar la carne, sino toda la convivencia social que se genera a su alrededor. Podemos encontrar desde lujosos restaurantes con una oferta excelsa de cortes y vinos, hasta un puesto callejero en el cual degustar una buena carne a precios accesibles.

  • Empanadas:

Tiene su origen en España, pero varía de acuerdo con la región en cuanto a preparación e ingredientes. En Argentina las empanadas fritas o al horno y sus rellenos más populares son carne, maíz, cebolla, queso y humita. Este platillo nunca falta en las reuniones familiares y fiestas.

  • Solomillo:

Es el corte más preciado en las carnes por ser suave y tener poca grasa. Se encuentra entre el lomo y las costillas, bajo las vértebras lumbares. En Buenos Aires comúnmente se prepara a la parrilla y a la plancha.

  • Milanesa a la Napolitana:
  •  
  • Esta variación fue producto de un accidente en los años 30 donde un asistente optó por cubrir con tomate, mozzarella y jamón una milanesa muy cocida. Su resultado se convirtió en especialidad y posteriormente se popularizó por toda la región.
  • Locro:

Es un guiso de origen andino a base de maíz, papas y carne. Este platillo es consumido especialmente el 25 de mayo, día de conmemoración a la Revolución de Mayo, pero también lo encontramos en enero.

  • Pizza y fainá:

 Hay muchas pizzerías por las calles de Buenos Aires donde a los slices de pizza se le coloca la fainá encima, que es una torta delgada de harina, para comerse juntas; siendo ésta una costumbre gastronómica en Buenos Aires.

Dulces típicos de Buenos Aires

  • Dulce de leche
  • Torta frita

  • Medialunas
  • Pasta frola

  • Alfajores
  • Bolas de fraile: (rellenas de manjar)

Bebidas típicas de Buenos Aires

  • Mate: (a base de yerba mate) tradicional bebida, que representa para los argentinos lo que el café es en otros lugares. Se trata de una infusión hecha a base de yerba mate, a veces endulzada según el gusto del comensal.

  • Vinos y cervezas: La industria de bebidas alcohólicas en Argentina es sumamente importante a escala internacional, siendo el vino tinto el más tradicional en la producción y consumo. Es el quinto país en producción mundial, y el alto consumo hacia el interior hace que no figure dentro de los principales países exportadores. Al igual que la “birra” artesanal porteña es sumamente apetecida por los que visitamos Buenos Aires.

  • Café: tomarnos un café en París, Bogotá, New York no es igual a tomarlo en Buenos Aires, su olor y sabor es único, ya que es una ciudad repleta de bares y cafeterías lugares preferidos por los porteños a la hora de juntarse con otros por placer o trabajo, o de tomarse un descanso de la rutina laboral. Así, para las autoridades porteñas este hábito es tan característico de la capital argentina, que solicitaron a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que lo declare Patrimonio Intangible de la Humanidad.