El arte de hacer amigos

El mate es una bebida popular en la mayor parte de los países de América del Sur y originaria de Argentina, Paraguay y Uruguay. Está hecha utilizando hojas y pequeñas ramas de la planta de yerba mate, que se empapan en agua caliente para preparar la ya conocida bebida.


La Argentina es el principal productor mundial de yerba mate, y es que se cultiva únicamente (por su clima subtropical sin estación seca y suelos rojos) en Misiones y nordeste de Corrientes.

El consumo de la yerba en investigaciones recientes es de 6.4 kg por habitante cada año y la yerba está presente en 90% de los hogares argentinos y dado que es una costumbre el “echar mates” en el día a día de los habitantes sudamericanos es también una actividad directamente relacionada a “hacer amigos”.

Si bien es conocido el sinnumero de beneficios, tanto para el cuerpo como para la mente que provee el beber mate  pues es rica en antioxidantes, reduce el riesgo de muchas enfermedades, contiene gran cantidad de vitaminas y también de minerales, el beneficio irremplazable, es que te permite conocer gente nueva, es decir te ayuda a entender a alguien completamente contrario u opuesto a ti por el simple hecho de compartir por un momento un “porongo” o “guampa” que son algunos de los nombres que se le dan al recipiente donde se suele cebar el mate.

En otras palabras, es tener la libertad de por un segundo compartir todo aquello que quieras con las personas que te rodean y que ellos sientan la misma libertad contigo, y es justo ahí donde la magia sucede.  

Evidentemente esta actividad posee ciertas reglas tanto para la preparación de la bebida como para el momento de beberla, las cuales se mencionan a continuación.

Reglas para su preparación:

1. En primer lugar se debe revisar el recipiente donde se va a ceabar esté limpio de yerba pasada, si es que ya se había preparado antes;

2. Debe ponerse a calentar el agua, a aproximadamente 90º C que es justo el punto antes del hervor del vital líquido;

3. Se vacía la yerba en el recipiente a ¾ del mismo, es importante resaltar que nunca se debe llenar hasta el tope;

4. Ahora, es importante prestar atención a este punto que es absolutamente clave. Se debe poner la mano tapando la “boca” del recipiente e inclinando el mismo a un ángulo de 45º para que de esta manera el polvo de la yerba caiga a la mano debido a la gravedad, así como también provoca que la yerba dentro del recipiente quede en una pendiente idónea para cebarla correctamente;

5. A continuanción antes de que el agua llegue al punto de mte (90ºC) se debe retirar y con el agua tibia se sirve un poco dentro de la pendiente mencionada para humedecer la hierva de abajo para cebarla correctamente y no quemar la yerba superior;

6. Posteriormente la bombilla del mate se coloca donde se humedeció la yerba y se bebe el mate para cebarlo mientras se vuelve a colocar el agua a calentar para llegar al punto de temperatura indicado;

7. Una vez el agua está a punto se transfiere a un termo para continar cebando el mate después con los amigos, sirviendo siempre el agua en el hueco o pendiente creado en el punto 4, de esta manera se va consumiendo primero la yerba de abajo y posteriormente la de arriba va cayendo, ya cuando toda la yerba ha sido humedecida se ha terminado el mate y se debe cambiar por una yerba nueva.

Ahora bien, el tomarse unos mates es una actividad social que claramente posee reglas para que todos convivan y beban por igual hasta que queden satisfechos.

Reglas para beberlo

1. El anfitrión es la persona que ceba (sirve) el mate.  El cebador también es la persona que toma el primer mate, esto se considera un favor, ya que el primer sorbo es el más fuerte y amargo;

2. Es necesario e importante tomar toda el agua que contiene la guampa o el mate, hasta que se escuche el sonido que hace la yerba cuando se queda sin agua. Sin este sonido, el mate se considera incompleto;

3. No se debe cambiar el orden en el que va el círculo. El mate siempre sigue el mismo orden. Cuando uno termina su turno, debe pasar el recipiente al cebador, quien sirve más agua y se lo pasa a la siguiente persona.

4. No se debe mantener el recipiente en la mano por mucho tiempo. Las otras personas están esperando. El punto de compartir mate es conversar con amigos o familia mientras se comparte una bebida. La guampa no es un micrófono;

5. Cuando uno ha tomado suficiente o necesita un descanso, dice simplemente “gracias”. Esta palabra, en el contexto del mate significa “basta”. No es costumbre agradecer al cebador cada vez que nos pasa el recipiente. Éste es un error común cometido por extranjeros o personas que no conocen el ritual;

6. En el caso de que una persona se una al grupo más tarde, debe responder “sí” a la oferta de mate; si uno dice gracias, esto significa “no gracias, no quiero”

7. Por último pero no menos importante se debe enfatizar que el objetivo principal es el de la convivencia entre amigos, familia, parejas o compañeros de trabajo, la invitación de unirse al grupo indica que quien te invita quiere pasar tiempo contigo, por eso el tomar mate es una costumbre que te hace conversar, aprender de los demás y sentirte parte de un grupo si es que estás teniendo un mal día o si simplemente te sientes un poco solo.