Joyas de Sudamérica

Sudamérica, cuya inmensa variedad natural es compleja y regala paisajes de postal en la selva, la gran cordillera de los Andes, la Amazonía, las playas de ensueño de la costa del Caribe, formidables cataratas y extensos desiertos.

Los océanos Pacífico y Atlántico junto al codiciado mar caribe abrazan con fuerza este vibrante subcontinente multicultural y diverso; cuya historia reciente se encuentra marcada por el colonialismo y las revoluciones; pero que ha sido el hogar de culturas ancestrales.

Las principales ciudades de Sudamérica muestran la diversidad existente en el subcontinente. Buenos Aires es famosa por su arquitectura neo barroca y el tango. Bogotá, Quito La Paz se caracterizan por su alta ubicación entre las cumbres andinas, mientras que Lima y Sucre destaca por su conservado centro colonial. Por el contrario, la modernidad destaca en urbes como Brasilia, Caracas y Santiago de Chile.

Al pensar en Sudamérica, muchos lo relacionamos de inmediato con el baile, y con justa razón. Ha sido en sus ciudades y campos que se han desarrollado infinidades de expresiones musicales y de danza que han traspasado las fronteras.

El carnaval  es una de las manifestaciones culturales más conocidas a nivel mundial, llena de música traída por los antiguos esclavos africanos a las tierras sudamericanas, al igual que sus costumbres. En las zonas andinas, la diablada es un símbolo del pasado y presente indígena de Bolivia, Perú y Chile, producto del sincretismo religioso nacido de las tradiciones locales y el catolicismo. La cumbia y el vallenato, en tanto, son icónicos del Caribe sudamericano (Colombia y Venezuela), mientras el tango se respira en las calles de San Telmo y Caminito en Buenos Aires.

 

Colombia se puede convertir en una incesante búsqueda del Macondo de Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, mientras la lírica de Pablo Neruda cobra forma en su residencia de Isla Negra. Argentina produjo escritores de la talla de Ernesto Sábato, Jorge Luis Borges y Julio Cortázar.

Cada rincón de Sudamérica es una joya que espera ser descubierta y admirada por cada uno de los que visitamos su territorio. Dentro de estas, tenemos:

En Colombia, vemos el contraste de cada sitio histórico de Cartagena sobre la lucha de pueblos esclavos contra los españoles, y, la magia de las playas, el sol, la brisa cálida que hacen del país una Colombia Romántica. Por otro lado, en Bogotá disfrutamos de la agitada vida capitalina, su aire de negocios, los cerros orientales que dominan los santuarios de Monserrate y Guadalupe, pero también del color del ladrillo de numerosos edificios llamados tesoros coloniales.

 

Ecuador, cuya capital Quito, es considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad y nombrada también sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). En este país admiramos la naturaleza en su lado más agresivo, la actividad volcánica, como el del Volcán Cotopaxi, uno de los volcanes más conocidos y querido por los ecuatorianos. A su vez, en un recorrido de lujo por las maravillosas Galápagos: las islas encantadas la fauna marina y paisajes volcánicos que vemos allí no la veremos en ningún otro lugar del mundo.

Por otro lado, uno de los países más increíbles del mundo y también uno de los más visitados. No mentimos al decir que Perú va muy ligado con Machu Picchu y el impresionante Camino Inca: caminos milenarios que formaron un imperio.

Además, disfrutamos del hermoso Lago Tititaca, el lago más alto del mundo - 3.812 m de altitud- el cual para los Aymarsas y Quechuas, este era el lugar donde nació la vida, el mundo. De hecho, sin el lago Titicaca la vida sería casi imposible a esta altitud. La región es una mezcla de catedrales que han visto mejores tiempos, campos labrados a mano y un desolado altiplano. Puede parecer un lugar austero, pero en realidad está lleno de vida y colores, especialmente cuando hay alguna celebración de su pasado precolombino. Como las islas flotantes de los antiguos uros. Ese pueblo construyó con totora (una caña local) esas islas para escapar de las civilizaciones dominantes que rodeaban el lago.

La combinación de cultura, naturaleza, impresionantes ciudades y una gastronomía única como el Maíz Morado: el ingrediente milenario, que hacen de Perú, el país más rico del mundo.

Bolivia, el cual encierra una enorme riqueza histórica y cultural, que se expresa en una universalmente elogiada importancia turística para los amantes de la naturaleza, la antropología, la arqueología y la paleontología. Su capital La Paz, cuenta con Mi Teleférico más innovador del mundo, del cual tendremos una vista espectacular de toda la ciudad.

Así mismo, el Salar de Uyuni es otro de esos parajes misteriosos que sólo encontrará en Sudámerica. Es el lago salado más grande del mundo (más de 12.000 km2) y situado a 3.653 m de altitud. Cuando está seco, el salar es una extensión de blanco puro. La sensación es indescriptible pues estás rodeado de blanco y cielo azul. No hay nada más. Y cuando hay un poco de agua, ésta refleja el cielo, mientras que el horizonte desaparece, es como estar en las nubes. Literalmente.

En Chile el imponente Desierto de Atacama, del cual dicen que las grandes cantidades de cobre y cuarzo de la región les dan una energía positiva a los habitantes de la zona. Y es algo que se nota una vez que estás en San Pedro de Atacama. Es el corazón de los extraordinarios paisajes del norte de Chile. A pocos kilómetros está el mayor lago salado de Chile, campos de geiseres (como el famoso Geiser del Tatio) y asombrosas formaciones rocosas; la Mano del Desierto, en el extremo oeste del desierto. Así mismo veremos en la noche la majestuosidad y tranquilidad de las galaxias, estrellas e incluso Saturno. 

Y, cerramos nuestras Joyas de Sudamérica en el país del tango, el dulce de leche y los asados, Argentina. Empezando por Salta donde el icónico Tren a las Nubes nos da la bienvenida; combina trayectos por ruta y ferrocarril, en el cual disfrutamos de los paisajes y la cultura andina, al mismo tiempo de beneficiar al desarrollo local y turístico de las regiones de la Quebrada y la Puna. Este recorrido tiene como atractivo exclusivo el recorrido en ascenso en tren desde San Antonio de los Cobres hasta el famoso viaducto La Polvorilla a 4200 m.s.n.m.

En Jujuy, la Quebrada de Humahuaca surge como una abertura o pequeño valle entre los cerros por donde corre el Río Grande. La quebrada funciona como un paso natural entre la zona de La Puna y el resto del país. La zona siempre fue habitada por pueblos originarios cuyos testimonios se observan a cada paso. En la época colonial la quebrada fue escenario de las luchas de independencia ya que era la vía de comunicación entre el Río de la Plata y el Alto Perú (Bolivia). Aquí, vemos en la Serranía de Hornocal, al Cerro de los 14 colores, un espléndido lugar.

Y en la gran capital cosmopolita, Buenos Aires, su centro es la Plaza de Mayo, rodeada de imponentes edificios del siglo XIX, incluida la Casa Rosada, el icónico palacio presidencial que tiene varios balcones. Entre otras atracciones importantes, se incluyen el Obelisco, Teatro Colón, un lujoso teatro de ópera de 1908, el Caminito, el Cementerio de la Recoleta y el tan frecuentado mercado de San Telmo, hacen de nuestra visita una experiencia hermosa.

Sudamérica seduce hasta al más exigente de los turistas.

Por: Andrea Cuello Navarro. 

Vivee Experiences by Vidalatam CORP