Tierras de Salinas, Desiertos y Selvas

El planeta tierra es algo maravilloso, lleno de contrastes increíbles; varios de estos se ven claramente en los diferentes paisajes que pueden encontrarse en un área de tan pequeña como el territorio norte de dos países: Chile y Argentina.

En este recorrido se puede experimentar de primera mano tres ecosistemas tan diferentes como son el árido desierto, la húmeda selva y las formaciones salinas.

En la provincia argentina de misiones y el estado brasileño de Paraná, se encuentra una de las elegidas Siete Maravillas Naturales del Mundo, un título que nadie que haya visitado esta locación puede discutir.

Las Cataratas de Iguazú están conformadas por 275 saltos, siendo el mayor de ellos la Garganta del diablo ubicado en el lado Argentino, este tiene 80 metros de altura y el caudal más grande de todos. No obstante, el lado brasileño ofrece una vista panorámica espectacular. Por esto, se recomienda visitar ambos lados para disfrutar de la experiencia completa.

Múltiples viajeros la describen como algo inolvidable; escuchar como el agua golpea el fondo de los saltos de manera constante, respirar el aire húmedo que se desprende de este impacto, ser espectador de esta formación natural tan impresionante sin que ninguna cámara fotográfica guarde con exactitud su majestuosidad más que la memoria a través de los ojos, es algo sobrecogedor.

Hay dos maneras únicas de recorrer esta maravilla. La primera es el Safari Náutico, en donde los viajeros se movilizan en barcos motorizados atravesando, desde la Isla San Martín, el Delta del río Iguazú Inferior. Este recorrido permite apreciar la fuerza de caída del agua de primera mano, ya que se observa hasta a 15 metros de proximidad.

La segunda opción recomendada de recorrerlas permite verlas desde el completo contrario, ya que se hace por aire, sobrevolándolas en un helicóptero.

De un ecosistema húmedo, con abundantes bosques y cuerpos de agua, se continúa hacia la quebrada Humahuaca, camino que arroja paisajes completamente diferentes.

La Serranía el Hornocal está compuesta por montañas de sedimentos estratificados de piedra caliza que arroja colores ocre, amarillo y verde; y otras formaciones sedimentarias oxidadas de un intenso color rojizo; generando un impresionante contraste.

Se recomienda visitarla en horas de la tarde, ya que la luz solar hace que los colores hagan un contraste más dramático.

Humahuaca es el pueblo que representa la huella histórica de esta región, con sus construcciones rudimentarias y su gente con el bello tono de piel que refleja su ascendencia.

Es viajar a una ciudad que no ha avanzado en el tiempo.

La Cuesta de Lipán es un camino zigzagueante que desemboca en las Salinas Grandes. Construido hace bastantes años para comunicar la puna con la quebrada, hoy en día se ha convertido en un sitio turístico debido a su hermoso aspecto entre montañas.

Recorre un trayecto desde Purmamarca hasta la Puna de Atacama, en Chile. Pasando primero por las Salinas Grandes.

Estas formaciones se originaron cuando la cuenca se llenó de agua rica en sales de origen volcánico y posteriormente se evaporaron de forma paulatina, dejando atrás este salar con costras de hasta 30cm de espesor. El segundo más grande del mundo tras el Salar de Uyuni en Bolivia.

Tras varias horas de viaje, el paisaje comienza a tornarse árido, los arboles escasean y los colores pasan a ser neutros al arribar al Desierto de Atacama.

Se extiende por el norte de Chile, con un área aproximada de 105.000 km². Dentro de su territorio hay variedad de actividades, desde deportes de arena hasta observación de estrellas.

A más de 4000 metros del nivel del mar se encuentra una de los campos geotérmicos más importantes del mundo: Los Geyseres del Tatio. Son cerca de 80 geiseres de los cuales emerge vapor y agua en su punto de ebullición para esta altura (86°C), por este campo se hace un recorrido antes que despunte el alba, ya que esta zona se encuentra con mayor actividad en este horario, y porque el amanecer en este punto es un espectáculo imperdible.

Para los amantes de la noche, el tour astronómico es un evento ineludible. Debido a la poca contaminación y a la baja humedad, es el destino perfecto para observar los cuerpos celestes en todo su esplendor. Es posible observar desde los cráteres de la Luna hasta las galaxias cercanas, con ayuda de telescopios.

Tres ecosistemas, incontables experiencias inolvidables.

 

Por: Eileen Cortés

Vivee Experiences by Vidalatam CORP